Contenidos

Acceso usuarios

Usuario:
Clave:
 
¿Olvidó sú clave?

¿Qué son la Neuropsicología y la Neurología de la Conducta?

La Neuropsicología se define como el estudio de las relaciones cerebro-conducta. En esta definición, cuando se habla de cerebro, se refiere al Sistema Nervioso Central en su totalidad, y desde una perspectiva neurobiológica: como un órgano sujeto a las leyes físicas, y por tanto susceptible de alteraciones por cambios morfológicos-bioquímicos, que pueden causar su alteración funcional. Por otro lado, cuando en la definición se habla de conducta, ésta se entiende en un sentido amplio, con especial énfasis en los procesos cognitivos, pero también en la conducta observable, principalmente propositiva, y en los aspectos emocionales.

Así, el gran reto de la Neuropsicología es el conocimiento de la naturaleza y funcionamiento de los procesos cognitivos, su interrelación, y su relación con la conducta, las emociones y, en general, con el desempeño funcional del ser humano en su medio.

La Neurología de la Conducta comparte con la Neuropsicología su interés por el conocimiento del cerebro y sus repercusiones sobre la conducta, especialmente por los procesos cognitivos, pero también por aspectos conductuales y emocionales. Es por esto, que comparten los supuestos teóricos de referencia y una parte de la metodología de evaluación. Sin embargo, difiere de la Neuropsicología en que la Neurología de la Conducta centra evaluación y tratamiento desde un enfoque biológico-clínico. El neurólogo conductual observa la conducta con el objetivo de realizar inferencias sobre el estado del cerebro, para intentar conocer las áreas cerebrales anatómico-funcionales afectadas y las combina con otros datos con el fin de llegar a un diagnóstico clínico, para indicar un tratamiento médico o planear una actuación quirúrgica. Esencialmente, es la aplicación de los criterios y fundamentos de la Neuropsicología al ámbito clínico (“es la parte de la neuropsicología desarrollada por un médico clínico”). Por el contrario, la Neuropsicología es conceptualmente más amplia y tiene como fin último el conocimiento de la conducta (cognición, conducta observable y emoción) para lo cual el conocimiento de las variables biológicas del cerebro le ayuda a formular hipótesis sobre alteraciones de los diferentes procesos cognitivos, conductuales y emocionales, no sólo patológicos, sino también normales.  Por ello, integra herramientas de evaluación mucho más complejas y además contempla  una función terapéutica complementaria e indispensable en muchos procesos que es la intervención o rehabilitación Neuropsicológica.


Campos de actuación

La Neuropsicología y Neurología de la Conducta tratan de evaluar, diagnosticar y tratar las repercusiones funcionales de las alteraciones cerebrales y del SNC en su globalidad. Por ello su campo de actuación más importante se centra en patologías que tienen como denominador común la alteración del SNC, entre las que destacan:

Así mismo, tanto la Neuropsicología como la Neurología de la Conducta también tienen interés en el funcionamiento cognitivo normal y superior a la normalidad.